Visitar el Wat Pho es una de esas cosas que hay que hacer obligatoriamente cuando estamos en Bangkok. Si elaborase una lista con los lugares que más me impresionaron en la capital tailandesa, este sería el número uno.
La principal atracción, el buda reclinado
Este recinto es conocido principalmente porque en el interior de uno de sus templos se encuentra el Buda reclinado más grande de Tailandia, con 46 metros de longitud y 15 de altura.
Está hecho a base de ladrillo y recubierto con pan de oro, que le da ese color tan llamativo.
El Buda reclinado
Los pies del Buda, que se encuentran uno sobre del otro, destacan por las 108 imágenes de Buda representadas en nácar.
Se encuentra sobre un pedestal de tres niveles donde dicen que se encuentran parte de las cenizas del rey Rama I.
El Buda rodeado de flores y ofrendas
Una de las cosas que más sorprenden al acceder a este templo es que la estatua encaja perfectamente en las dimensiones del lugar. Tan solo quedan dos pasillos libres para el acceso de fieles y turistas, uno de entrada y otro de salida. Además, debido a que el espacio es tan reducido y el Buda tan grande, lo más normal es ver a los turistas en complicadas posturas para obtener la foto perfecta.
Encontrando la postura para la foto perfecta
Para entrar a conocer al Buda reclinado deberéis hacerlo descalzos, aunque se permite llevar calcetines.
El recinto
El resto del recinto es una maravilla. 80.000 metros cuadrados de estupas, capillas, budas y arquitectura tailandesa que enamoran a cualquiera.
Un sinfín de estupas
En el Wat Pho se encuentra la mayor concentración de imágenes de Buda de todo Tailandia. Cuenta con más de 1.000, y muchos de ellos proceden de otras ciudades como Ayutthaya o Sukhotai. Una de las zonas donde encontramos más Budas es el Claustro Phra Rabieng, un lugar donde se respira paz y tranquilidad y donde aprovechamos para leer y aprender más sobre el budismo.
Diferentes Budas en el Wat Pho
Claustro Phra Rabieng, en el Wat Pho
El Wat Pho, lugar de aprendizaje
El Wat Pho acoge a diario miles de turistas de todas partes del mundo pero además es la sede de la primera Universidad pública de Tailandia y de la primera escuela de masaje tailandés y medicina tradicional.
Es por tanto, un lugar de aprendizaje para muchos y de placer para otros, ya que los alumnos de la escuela de masaje ofrecen sus servicios a un precio más reducido que en la ciudad.
La fantástica arquitectura tailandesa en un día nublado
Cómo llegar al Wat Pho
El Wat Pho se encuentra justo en frente del Wat Arun, pero en la otra orilla del río Chao Phraya. Llegar en transporte público es muy sencillo ya que se encuentra en una zona de gran afluencia turística.

Consejo: Si algún local os para, os pregunta dónde vais y luego os dice que el templo está cerrado porque es festivo o simplemente porque no abren por la tarde, no hagáis caso. Es uno de los típicos timos en la capital tailandesa. Podéis leer más sobre estos timos en el blog de Volando voy viajes.

El barco nos dejará en frente del Gran Palacio real. Se trata del Chao Phraya express y la parada es Tha Chang pier.  Simplemente tenemos que caminar unos 5 minutos hasta llegar al Wat Pho. Esta es la opción que utilizamos nosotros y nos fue muy bien.
En autobús, la mayoría de líneas urbanas en Bangkok tienen parada en esta zona. Lo mejor es que preguntéis en la parada de autobús o en vuestro alojamiento, pero he aquí una lista de autobuses que deberían parar en las inmediaciones del Palacio real: 1, 3, 6, 7, 8, 12, 25, 32, 44, 47, 48, 53, 82.
Entrar al Wat Pho
 
Vestimenta: En el Wat Pho, igual que en el resto de templos, hay que respetar una normativa muy específica respecto a la vestimenta. No se puede entrar con pantalones o faldas cortas, así como en tirantes.
Imitando la postura de Buda con las piernas cubiertas por un pañuelo
Horario: El Wat Pho abre a diario de 8:30 a 18:30. Por la mañana es cuando suelen haber más turistas.
Precio: Los locales, los monjes y los guías entran gratis. La entrada normal de adulto cuesta 100BH y da derecho a una botella de agua que podemos pedir al entrar con nuestro ticket.
Y vosotros, ¿habéis estado en el Wat Pho? ¿Os impresionó tanto como a mi?
Puedes encontrarme también en Google+
Autor

Escribe un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está aceptando nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies